Etnografía digital: Una mirada Iberoamericana. Notas para un diálogo

Hace muchos años, más por una necesidad de ubicarme en el mundo académico que por un interés particular en elaborar un mapa completo, escribí un texto sobre los estudios de la “Cibercultura” en América Latina. Fue un texto irresponsable, reduccionista e incompleto que buscaba conectar sinergias y visibilizar un campo de estudios emergente sobre una tecnología emergente en una zona emergente de producción conocimiento.

Desde hace algunos meses, nuevamente sin una agenda clara pero con el mismo entusiasmo y deseo de conexión con los pares, comencé, con algunos colegas colombianos y españoles, un grupo de Facebook de personas interesadas en la etnografía digital. Más allá de que me agrade Facebook como plataforma (evidentemente no), la idea del grupo era tener un espacio para era vernos y reconocernos. Continue reading

Visualidad, publicaciones, arte y experimentación (pequeña lista en construcción)

IMG_4986Una pequeña nota sólo para apuntar mi (agradable) sorpresa ante la proliferación de propuestas “editoriales” (¿se puede llamar a estas iniciativas “editoriales”?) que tienen como vértice la relación entre investigación social, la visualidad y la aproximación artística. Todas ellas con revisión por pares, todas ellas en formatos abiertos. Lo interesante del foco, sin embargo, no está tanto en su constitución como objeto sino en la experimentación de su uso como dispositivo para pensar dichos objetos (siendo la antropología una disciplina que parece ir a la vanguardia en este terreno). Esas propuestas encuentran, en las posibilidades técnicas de la web (no siempre bien aprovechadas según mi gusto), el canal adecuado para su existencia. Habrá que ver cuál es el impacto (nunca mejor dicho) que puedan tener en el campo académico. Mientras tanto hay que apoyarlas publicando y experimentando junto con ellas, siendo valientes como ellas.

Aquí una pequeña lista comentada. Si conocen más iniciativas, súmenlas en los comentarios y armamos una lista más sólida:

Audiovisual Thinking (Alojada en Dinamarca)

La primera publicación de videos académicos con revisión por pares. Una propuesta arriesgada y novedosa que puede ser el inicio de una verdadera revolución en la forma de reflexionar visualmente. Tienen un manifiesto que condensa su propuesta. El único inconveniente es que los videos no siempre funcionan con la fluidez que uno esperaría (o que se tiene en las plataformas conocidas de videos). Por otro lado, muchos académicos todavía no nos hemos preocupado por desarrollar habilidades y competencias “cinematográficas”. Hay que releer a Benjamin (y luego ponerse a hacer videos) Continue reading

On ethnographies, documentaries and collaboration

(UPDATED)

The three films produced by Studio 12 and Left Eye Blind are online at the BBC Three Fresh Website:

Writing Britain: Mandlenkosi Maposa
“Live how you sleep. Live how you dream.” Ma reflects on the power of dreams in this uplifting
Writing Britain: Saph Holden
Addressed to Mr Cameron and Michael Gove the film is an agonizing tale of her teenage self and how she coped with the death of her sister at this time.
Writing Britain: Hassan Abdullahi
This film provides a poetical perspective on growing up in Leeds.

I strongly recommend that you watch them. As part of my ethnographic work with Studio 12, we did a supporting documentary for the films (below). There are multiple and interesting ways to explore collaboration between academia, third sector organizations, government and, upon all: people. Engaging in media production is one of them. As Sarah Pink states in her text: “Applied, activist and public uses of (audio)visual anthropology allow, in a very direct way, the experiences of those who are normally invisible to be seen and their voices and feelings to be heard”

  Continue reading

Onlife Ethnography: Researching Technologically Mediated Worlds (notes for a presentation)

Notes for the talk Oxford Digital Ethnography Group Seminar Series. March, 2014.

Acknowledgements and presentation

It feels good to be back at the OII. Many thanks to Heather Ford, Shireen Walton and the rest of the Oxford Digital Ethnography group for the invitation. I want to specially thank Eric T. Meyer for all his support to my career and his confidence in my work. It is a huge responsibility to be here while my predecessors in these series are people that I deeply admire and have read for inspiration and knowledge.

Since I’m still an apprentice I feel free to still experiment so, this paper is not an academic paper as usual, it is more a series of aloud reflections that I want to share with you all this afternoon. The plan for today is as follows: a small introduction to my personal history with digital ethnography, an introduction to my work about digital photography practices, and I’ll be discussing how I did it and what methodological decisions I took, focusing specifically in the role of the ethnographer in mediated settings, the construction of the field, the relevance of ethical decision-making, and some ideas about tools to gather analyse and present data in technologically mediated settings. But, since Helen told me this was an informal seminar, somehow this is a presentation à la carte. Please stop me in any specific moment if you are curious or interested in know more about a particular point. The ultimate goal of this talk is to share some thoughts about how I’ve been doing ethnographic research in mediated settings for more than a decade now. Continue reading

Sobre esa práctica llamada Selfie

Parece haber un creciente interés en los (ahora llamados) selfies: Colegas y amigas (curiosamente todas mujeres) han abierto un grupo de Facebook para crear una red de estudios sobre los selfies (y están preparando un número especial en un journal), Lev Manovich acaba de lanzar (con una cobertura mediática envidiable) su proyecto selfiecity. Daniel Miller, uno de los antropólogos más renombrados en el estudio de internet ahora está interesado en ellos. Es decir, el mainstream de la academia se ha dado cuenta de que hay un campo de estudios emergente. Esto coincide con el impulso que le dio al concepto el haber sido la palabra del año (2013) para el renombrado Diccionario Oxford.

Yo hace años que vengo estudiando y escribiendo sobre lo que para mi era la “práctica paradigmática de la fotografía digital”. Pero no soy, ni de lejos, pionero en ello. Si he de situar el inicio de la reflexión diría que fueron los escandinavos o los japoneses quienes comenzaron a pensar sobre esta práctica fotográfica y esto no es casual, en Japón se introdujo el primer teléfono con cámara y los escandinavos fueron early-adopters, en su momento de los MMS.

Bien es cierto que no había un concepto concreto que nombrara la práctica digital  y todos los que escribimos al respecto, antes del boom del término, utilizábamos el tradicional “autorretrato” y sobre autorretratos hay una cantidad de literatura que no podríamos leer en una sola vida (si se piensa que el autorretrato era una práctica artística desde siempre). Hay diferencias, por supuesto, la extensión, la cantidad, la inmediatez, la espontaneidad, su uso comunicativo y no sólo representacional, su carácter performativo, su combinación con movilidades, conectividades y reflexividades, etc. De todo ello hablo en un capítulo de mi libro y en varios artículos que he escrito con colegas. Mi crítica (por no decir queja) en este momento se sitúa en el vértice de dos vectores: Continue reading

Un par de notas existencialistas (intermedio)

Curioso verbo: Googlear. Todos lo hemos hecho alguna vez, ya sea por darle continuidad a nuestro trabajo, por curiosidad, por “cuantificar nuestro ego” o por simple y llano aburrimiento. Algunos pocos -de mente brillante- incluso lo convierten en el detonante para elaborar obras geniales (a todo mundo le recomiendo que lea El Anarquista que se llamaba como yo de mi amigo Pablo Martín Sánchez. Si esa es su primera novela no quiero ni imaginar cómo serán las que vendrán).

Googleándome (y no puedo evitar pensar que la sonoridad de la palabra tiene su encanto) encontré esta referencia en una página que prefiero no enlazar desde aquí, por lo que copio-pego el contenido:

El Ministerio Público del Fuero Común, inició el acta circunstanciada ****, derivado del fallecimiento de Edgar Gómez Cruz, de 26 años de edad a consecuencia de una descarga eléctrica, cuando realizaba labores de mantenimiento en un edificio del Centro. Continue reading

De películas, simulaciones y mediaciones

Hace poco Facebook cumplió una década de existencia. Para “celebrarlo” muchas personas cayeron en la tentación que les puso la plataforma de elaborar la “película de su vida”. Hay infinidad de cosas que podrían comentarse al respecto (por ejemplo que es curioso cómo Facebook se atribuye el papel de “punto de paso obligado” para los recuerdos y la memoria. Y al hacerlo busca alinearse, mediante un simple código, con el álbum familiar y otros dispositivos sentimentales).

No han tardado en surgir parodias, “hacks políticos” o, mi favorita, la película que se burla de la misma película de Facebook al mostrar su falta de “realidad”. Una de las cosas que me parece sumamente interesante (y lógica por otro lado) es que esa “película de la vida” se basa casi en su totalidad en imágenes; las más exitosas, las primeras, las “importantes”. Hace unos días me encontré con el proyecto de un fotógrafo en Nueva York que fotografiaba a personas desconocidas entre sí en posturas que corresponderían a personas que comparten una gran intimidad. Si uno observa únicamente las imágenes, sin tomar en cuenta el proceso del que son el resultado, es evidente que lo que queda reflejado ahí nos hace pensar en la conexión que pueden tener las personas fotografiadas. Las imágenes mienten, claro está, pero lo que me interesa es cómo la configuración de esas mentiras no radica en la imagen en sí misma sino en nuestra lectura sobre ellas (por eso es tan curioso conocer cómo se hicieron).

Y seguí pensando. En mi Facebook no aparecen ni las personas más importantes ni los momentos claves de mi vida. Por ejemplo una y uno que acaban de cambiármela para siempre. No hay una sola imagen que me muestre siendo parte de ello. En mi caso al menos la vida se juega en otras arenas, mi vida no será televisada. Una explicación, que entiendo como lógica, es que cuando uno está viviendo de verdad no tiene tiempo –ni interés– en mostrarlo al mundo, pero otra explicación plausible, por la que me pregunto aquí, es que la forma en la que estructuramos nuestros perfiles parece cada vez más una simulación en términos de Baudrillard (y no tanto una performatividad en términos de Goffman). Lo que realmente me preocupa es el camino inverso y es algo que ya planteaba Bauman cuando proponía que las relaciones humanas se parecen cada vez más a los chats en donde para terminarlas basta con un click. Tan fácil como cerrar una ventana, tan sencillo como nunca más pulsar un “enviar”.

Y mientras que por un lado se discute el derecho al olvido en el mundo digital, por otro lado lo digital parece hacer cada vez más fácil desconectar, apagar; clausurar relaciones humanas,  tal como apuntaba Bauman. O peor aún, que las relaciones humanas son crecientemente una mera simulación, Y ni la película de Facebook es lo que la vida es en realidad ni la realidad parece ser ya otra cosa que una película de ficción. El papel de la imagen es fundamental en este proceso porque suele combinarse con otro dispositivo muy potente, la imaginación (y reitero, el nombre de este blog no es casual).

Y yo cada vez pienso, parafraseando a Manu Chao, que todo es mentira en este mundo, incluso la verdad.