Ceci n’est pas une recherche du flickr

Foucault, in his fascinating, and beautiful, essay on Magritte’s famous painting, tells us that, the trap of the “Ceci n’est pas une pipe” paint is that the letters are not letters but calligraphies, which means that they are not naming anything but just happened to be there set in a position that we, as viewers, understand as a contradiction between the drawing and the meaning of the statement. Foucault’s thoughts are extremely tempting to follow but I’ll resist (this time). My point today is something else. A few days ago, in the AoIR list, Mayo Fuster, a colleague from Berkeley, asked about people doing research on flickr. My name popped out (thanks Ismael, or should I say: Dr. Peña?) and this made me think about my own work.

Flashback from the field I

I’m sitting in a bar with ten or twelve photographers. I’m in a bar because they decided to get together here and drink a few beers after a day at work (and, as an ethnographer, well, you know, I have to do what they do). None of them are carrying cameras and this could be a “regular” group of people, just one of several groups in this busy night at the bar (Barcelona is just like that). Nonetheless, here are some of the core members of the group I’ve been participating with for several months. There’s no trace or discussion in flickr about this “getting together”, it is a casual thing: I got a phone call, some other people were contacted by email and, another couple were luckily enough to found each other with someone at some local store and decided to join him. Discussions are multiple and, although they tend to be photography-centred, some of them range, from the last sports results, to gossips about other people in the group. Probably this will not be important at all except for one thing. They decide, at the end of the night, to organize a photowalk that, as soon as later in the night, will become a post in the group. That post would take, eventually, to several pictures taken, the integration of new members to the group, more beers and, definitely, a sense of belonging and identity. Continue reading “Ceci n’est pas une recherche du flickr”

Social Shaping of Technology, the case of Samsung´s new camera

I read that there’s a new Samsung camera coming out to the market. The special feature this point&shoot camera has is that it integrates a small LCD screen on the front.

Social Shaping of Technology, is an approach that:

In contrast to traditional approaches which only addressed the outcomes or ‘impacts’ of technological change….examines the content of technology and the particular processes involved in innovation…… It explores a range of factors – organisational, political, economic and cultural – which pattern the design and implementation of technology.” (Williams and Edge, 1996).

Vision that is shared by other approaches like  Social Informatics that also suggests:  “We view the design …..not simply as one of artifacts, Rather, the interplay of social assumptions and practices that are reflected in technological design features” (Kling, 1999, p. 213)

I would suggest that, the case of the Samsung’s new camera could be seen as a clear example of these  type of approaches. Although this statement could seem rather simplistic, is based upon a year and a half of ethnographical fieldwork on digital photography practices in Barcelona.

One of the things that digital photography brought to the imaging creation practices is the opportunity, because of the cost-zero once having the equipment, of shoot as many photos as you want (or the battery and card could handle it in one session). This possibility, along with the technical feature of the LCD screen, opened the practice of photography based on “trial and error”  and speeded the whole process. That way, the photographer freed herself of constrains of time and the expertise needed to take desired photographs.  One of the results of this practice was another  that have had exponential rise in recent times: the self-portraits. The design of camera’s software and hardware, tend to facilitate this practice, for example adding a small mirror in cameraphones or incorporating “face detection software” (designed originally for surveillance). With the new LCD screen on the front, the Samsung camera attempts to solve, in a technological way, a common “social” practice.

Now, if that will increase the “narcissism”, that’s another story, and this is not the place to discuss it.

¿Un nuevo régimen de Cultura Visual?

No he tenido oportunidad de explorar esto a fondo ni de consultar la bibliografía adecuada como para reflexionar sobre un “nuevo régimen de visualidad” dentro de los procesos sociales, culturales y psicológicos. Lo que sí puedo pensar (ya con un poco de base en mi trabajo de campo) es que la posibilidad y facilidad de producción de imágenes tiene tanta penetración en las sociedades occidentales que cada vez parece más difícil “ser y estar” sin generar un registro visual de ello. Hace poco en un concierto masivo lo comentaba con una amiga muy querida que estaba impresionada porque ya nadie miraba al escenario con sus ojos sino a través de una pantallita. Ayer me encontré con esta foto y, si lo que dicen los sociólogos visuales es verdad y esta imagen nos sirve como dato, algo está definitivamente sucediendo.

¡No pienses, dispara! Notas sobre lomografía

Gracias a mis amigos fotógrafos, este pasado cumpleaños recibí un regalo muy especial: Mi primera LOMO. La primera cosa interesante es que el regalo surge como la materialización de un comentario que hice en algún momento y es que, en el grupo en el que estoy participando, sólo las mujeres (ya no) tienen cámaras LOMO. Interesado por el “aura” que tiene una de las pocas cámaras de carrete que todavía se venden (y que además parecen gozar de buena salud), estuve investigando un poco (y la verdad es que una tesis sólo sobre la “lomografía” global sería por demás interesante). La historia completa está en el enlace de Wikipedia. Lo que quisiera resaltar como argumento es cómo, a través del tamiz del “mundo artístico”, una cámara de bajo presupuesto proveniente del viejo imperio ruso, logra sobrevivir convirtiéndose en un objeto de culto. Es decir, se resignifica (y revaloriza) y pasa, de ser una cámara para la diversión de las familias soviéticas, a ser una cámara para personas que tienen una visión “alternativa” de la fotografía (iba a decir iniciados pero tampoco quiero llevarlo más lejos). Lo curioso es que las investigaciones académicas más interesantes sobre la Lomografía provienen de los estudios de diseño que buscan: “integrar en el diseño, las prácticas emergentes de usuarios avanzados” y claro, los usuarios de Lomo tienen unas características propicias para ser un “grupo de control”. No sólo basan su práctica en una tecnología “imperfecta pero fuera de lo común” sino que se conforman como “comunidad” y adquieren una filosofía propia (no pienses, sólo dispara) que, en principio rompe con la idea “tradicional” de la fotografía (hay personas con mayor autoridad que analizan esto a fondo). Ahora bien, lo que parece abrirse es una de esas clásicas controversias “científicas” (¿artísticas?). Por un lado los lomo-usuarios pretenden una visión de la fotografía cotidiana, fugaz y “aleatoria” (para utilizar el término del post de Xataca). Mientras que los “fotógrafos aficionados”, en el sentido del trabajo de Bourdieu, buscan establecer límites y “reglas” a su práctica para “institucionalizarla” como arte. Lo que resulta curioso es cómo, la “filosofía Lomo” es en muchos casos, la filosofía no explicitada de la fotografía digital (me atrevería a decir que la que se hace con los teléfonos móviles, la que hacen muchos jóvenes, etc.). Un asunto para explorar con más detalle y quizá para escribir algo más serio.

Cámaras para mujeres: Artefactos e ideología

Leía la reflexión que elaboran Mackay y Gillespie (1992) en su texto Extending the Social Shaping of Technology Approach: Ideology and Appropriation, en la que plantean tres puntos principales: “Los sociólogos de la tecnología le han otorgado un lugar central insuficiente a la ideología como fuerza social”; “el marketing es parte de la construcción social de la tecnología no sólo porque informa sobre el diseño sino porque juega un papel en la construcción de la demanda” y por último, que “la sociología de la tecnología en general, ha fallado en mirar a la apropiación social subjetiva de las tecnologías”. Coincidentemente, al mismo tiempo me encontré con una nota en un blog, (no necesariamente nueva) sobre un modelo de cámara Canon que había salido al mercado. El subtítulo de la nota era “La cámara para mujeres”. Por supuesto la reacción de alguna que otra bloguera no se hizo esperar. Anécdotas y pasiones aparte, me puse a investigar un poco el asunto a la luz de la propuesta de los autores mencionados y pensando en la relación entre ideología y tecnología (ya Winner decía claramente que los artefactos tenían política). Ahora bien, en un pequeño artículo llamado “Las mejores cámaras digitales para mujeres. Queremos forma y funcionalidad” se menciona lo siguiente: “Si, como la mayoría de mujeres, tu lo que quieres es básicamente tomar fotos familiares (snapshots)…” y continua dando consejos. Es decir, parece que por un lado las compañías buscan construir un mercado “femenino” para la fotografía digital que tiene un componente de pragmatismo y facilidad de uso. Para ello, se apoyan en el “diseño rosa” (no sé si exista este término pero debería difundirlo). Es decir, en elaborar unos artefactos pequeños de líneas suaves, colores como rosa o violeta y con pocos botones. El marketing por supuesto, trata de reafirmar estos elementos empaquetándolos en un aparato “hecho por mujeres para mujeres”. Ahora bien, una de las cosas que he observado en mi trabajo de campo es que una gran cantidad de mujeres (que por ejemplo en flickr están en menor número que los hombres, a diferencia de otros sitios como los fotologs), participan activamente en otro de los elementos claves del consumo de cámaras digitales: la idea de “mejorar” su equipo. Mientras que por un lado la fotografía cada vez entra más en la dinámica de la obsolescencia planificada, por otro, los usuarios, conforme van participando más de su práctica, suelen buscar comprar mejores equipos, más caros y con especificaciones técnicas más avanzadas. En resumen (y esto es como un working paper), por un lado la socialización de la práctica de la fotografía digital parece tender a que las personas busquen hacerse de equipos mejores y más caros, por otro las compañías buscan abrir el nicho de mercado e involucrar a más personas en esta dinámica. Más allá de la ideología, los objetos se construyen en la práctica.

Fotografía y Cultura Protética (lectura de Lury)

Recién termino uno de esos libros que requieren varias lecturas para digerirse. Prosthetic Culture: Photography, Memory and Identity de Celia Lury (un libro que por cierto está descatalogado en papel y sólo se encuentra como e-book).

El libro es un ensayo notable (que hace algunos años podría ser enmarcado en el pensamiento posmoderno) sobre lo que ella llama Cultura Protética y que parte de la idea de que el individuo y su identidad no están prefijados sino que se constituyen mediante la negociación a través de la experimentación. Ella apunta:

La adopción de la experimentación como técnica del “self” hace posible una relación con el individuo producido (incluyendo las características definitorias previas como la conciencia, la memoria y la corporización [embodiment]) en los que aspectos que previamente parecían (natural o socialmente) estables, inmutables o más allá del control personal (self-control) son cada vez más sitios de toma de decisiones estratégicas, asuntos de la técnica o la experimentación (p. 1)

Utilizando a la fotografía como eje conductor de su análisis, casi filosófico, apunta la estrecha relación entre la construcción de la mirada y la generación de conocimiento(s). Siguiendo el planteamiento de Walter Benjamín y de Donna Haraway entre otros (la bibliografía es impresionante) reconstituye la capacidad del sujeto y de “lo social” de autogenerarse (también utiliza a Luhmann) a través de mecanismos que ella relaciona con la idea de prótesis (muy cercana a la idea de cyborg de Haraway). Para ello, establece cómo la imagen, especialmente la fotográfica, ha sido clave en ese desarrollo con la idea de mimesis.

La mimesis involucrada en el ver fotográfico es entendida como una provocación a la mediación corporal en la inmediación, una mediación que es tanto metamorfosis como coincidencia. Es una relación metonímica operando dentro y fuera de la representación, dentro y fuera del cuadro, y que tiene el potencial de permitir la disasociación de los sentidos que disturba la coherencia del individuo debido a su preocupación cn la sensación que escapa al sujeto de la representación (p. 5)

Por lo que se generan biografías prostéticas (y elabora ejemplos que van desde la exposición “La familia del hombre (sic.)” al uso de la fotografía para la implantación de memorias falsas.

Una de esas lecturas complejas y retadoras que, en la tradición de los ensayos sobre el papel de la fotografía en las sociedades modernas (Sontag, Barthes), ofrece una perspectiva sugerente sobre la capacidad de la representación y la mirada fotográfica para construir subjetividades.

Flickr como red social (algunas estadísticas)

Me encontré con un estudio sobre redes sociales (impresionante: 120 millones de perfiles, más mujeres que hombres) y me clavé con Flickr porque es en lo que ando actualmente. Datos interesantes en esta tabla: La edad con mayor número de usuarios es de 25 a 34 años,  con una ligera mayoría de hombres que se va incrementando con la edad (más usuarios hombres mayores de 34 años). Sin embargo, en la primera franja de edad (14-17), el número de mujeres es casi el doble y esta diferencia se va invirtiendo con la edad. Ahora bien, la pregunta es, si esas mujeres, que son el doble, siguen haciendo fotografías y colgándolas (el estudio dice que lo hacen más en facebook y MySpace) ¿qué sucederá en unos años? Fotografía y género, interesante combinación.

Red / Edad

14-17

18-24

25-34

35-44

45-54

55-64

65+

Flickr

137.053

562.762

787.034

355.703

155.119

55.791

14.635

Flickr (Mujeres)

87.720

303.941

363.220

139.090

60.707

19.871

5.113

Flickr (Hombres)

44.170

235.015

398.061

205.631

89.587

33.994

8.998

Flickr (Género desconocido)

5.163

23.806

25.753

10.982

4.825

1.926

524

El “fotógrafo” de la playa

Lo pensé mucho, por un lado estoy haciendo una tesis al respecto y por supuesto que como dato, lo que vi me resultó por demás interesante. Pero por otro lado, es difícil mantener cierta distancia cuando se ven estas cosas. La historia es que el finde pasé por la Barceloneta y atrás de mi estaban dos chicas muy atractivas haciendo topless (cosa por otro lado de lo más normal). Después de darme un chapuzón de buena fe (porque seamos sinceros, el agua se ve limpia pero aguas vemos, contaminaciones no sabemos), me di cuenta que un señor se había puesto atrás de mi, cerca de las chicas pero a sus espaldas y les estaba tomando fotos con su móvil. Aunque lo hacía con cierta discreción (ponía el teléfono cerca de su mochila de manera que no era evidente lo que hacía), desde mi perspectiva podía observarlo perfectamente. Total que decidí ponerlo en evidencia y fui yo el que le tomé una foto a él. Abiertamente, me acerqué, se la tomé, me vio cuando lo hacía y regresé a mi lugar. Minutos después, el señor este se iba y las chicas no se enteraban de nada. Seguramente el tipo tiene su colección, ya sea personal o en la red y, nuevamente los debates sobre la imagen y la privacidad se detonan. De cualquier forma, me pareció que lo menos que podía hacer era “exponerlo” y subirlo aquí.

¿Cámara digital para invidentes?

Cada vez me queda más claro que la fotografía está virando de ser una herramienta para la preservación de la memoria a un objeto de la experiencia inmediata. Al revés de lo que por ahí se apunta de los japoneses que, cuando viajan, no ven para fotografiar sino fotografían para ver. En este caso, las personas no fotografían para recordar sino fotografían para ser (y no sé por qué pienso-relaciono este hecho con la cacería y el tiro como deporte). Lo comento porque me encontré que está en desarrollo una “cámara digital para personas con impedimento visual” (ciegos en el viejo argot no políticamente correcto). Más allá del ingenioso diseño que combina una especie de “hoja braille” con sonidos grabados por el o la usuari@ para reconocer la imagen, lo interesante es cómo, la fotografía digital, se vuelve, día con día, un instrumento  (¿necesario?) de apoyo a las vivencias cotidianas.

Sobre unos niños, la foto y una pantalla

Estuve unos días en Angahuan, México, haciendo el “scouting” para el documental de una amiga catalana junto con el compa Enrique. En una mañana fotogáfica, encontramos a unos niños que divertidos nos hacían muecas. Nos acercamos a tomarles fotografías (aquí una de ellas):

Purépechas II

Después de una o dos fotos, les llamó la atención que viéramos la cámara. Lo notamos y nos acercamos a enseñarles la pantalla. Su sorpresa y encanto fue tal que a partir de ahí, y por unos 20 minutos, su juego consistió en posar y ver el resultado en la pequeña pantallita de nuestras cámaras. Haciendo cosas y caras cada vez más audaces y estrambóticas. Observarlos fue un ejercicio por demás interesante por varias razones pero principalmente por la relación entre “actuación” y visibilización (¿material?) de dicho performance. Otra vez, esto no es nada nuevo, muchos fotógrafos cargaban con una polaroid en sus viajes para darle una foto a la persona que fotografiaban, un poco por respeto, un poco como reconocimiento. Sin embargo, el observarlos viéndose y probando cosas nuevas, casi en “tiempo real”, me dio muchos elementos para pensar la relación entre rapidez (temporalidad), materialidad (pantalla) y performatividad (elementos que darían en conjunto una práctica, la de fotografiarse-verse-posar-ajustarse-fotografiarse. Práctica sobre la que hemos escrito bastante pero que, al menos yo, nunca había observado tan claramente como con esos chavitos que quizá nunca habían visto una cámara digital. Me encanta mi trabajo de campo: